Jardines del Pedregal

La zona del Pedregal se formó hace aproximadamente 2000 años cuando hizo erupción el volcán Xitle, cubriendo con lava zonas de lo que hoy son las delegaciones Tlalpan, Coyoacán y Álvaro Obregón. Se dice que durante el México prehispánico al lugar se enviaba a los desterrados para que ahí murieran víctimas del entorno hostil, en aquel entonces en la zona existía una gran cantidad de víboras de cascabel. Las grandes extensiones de formaciones volcánicas, cubiertas de matorrales, hicieron que el lugar fuera designado por los españoles durante la conquista y la época colonial como malpaís.

En los años cuarenta del siglo pasado las detonaciones de dinamita se comenzaron a escuchar en la zona de San Ángel, Coyoacán y Chimalistac, la Ciudad de Méxicocomenzaba a extenderse por aquel paisaje milenario, para ello era necesario remover aquellas antiguas rocas para abrir vialidades como la avenida Miguel Ángel de Quevedo.

Aquel paisaje, que diera inspiración a artistas como Diego Rivera, Gerardo Murillo “Dr. Atl”, Carlos Pellicer y Armando Salas Portugal, se empezaba a transformar.

En 1945 el arquitecto Luis Barragáncomenzó a proyectar el plan maestro de urbanización del Pedregal de San Ángel oJardines del Pedregal. El arquitecto se inspiró en el texto que, bajo el título “Requisitos para la organización del Pedregal”, publicara ese mismo año Diego Rivera. A finales de los años cuarenta se publicó el anteproyecto urbano “Jardines del Pedregal de San Ángel”, realizado por Carlos Contreras por encargo de Luis Barragán. El anteproyecto incluyó un trazado vial que respetaba el fluir de la lava y tuvo la asesoría del vulcanólogo y pintor Gerardo Murillo. La nomenclatura de las calles se dio relacionándola al entorno: Lava, Rocas, Cantil, Xitle, Cráter, Picacho, Farallón Colorines, Agua, Fuego, Lluvia, Brisa y Nubes, etc.

Con la colaboración de otros arquitectos, como Max Ludwig Cetto, cuya casa fue la primera de este fraccionamiento, se diseñó un desarrollo urbano en el cual el paisaje rocoso coexistiera con construcciones modernistas y funcionales en extensos terrenos. Entre los arquitectos que participaron en el desarrollo del Pedregal de San Ángel estuvo el estadounidense Frank Lloyd Wright.

Entre 1948 y 1952 se construyeron 800 inmuebles en el lugar, que dieron inicio al llamado estilo Pedregal, lamentablemente el día de hoy quedan apenas 60 casas de aquel periodo. Entre ellas obras del propio Barragán, de Max Cetto, Francisco Artiga y Antonio Atolinni, también se conserva la escultura de la serpiente de Mathias Goeritz (1951) en uno de los accesos al fraccionamiento.

A partir de finales de los 70 el concepto perdió su esencia original, las casas grandes dejaron de ser prácticas, dejando paso a una mayor densidad poblacional y de construcciones, con lo cual desaparecieron muchas de sus edificaciones originales.

En la zona, en 1949, inició la construcción de la Ciudad Universitaria, en cuyo proyecto participaron Enrique del Moral, Mario Pani, Domingo García Ramos y Mauricio M. Campos, quienes estuvieron encargados de designar a los más de 100 arquitectos e ingeniero que ejecutarían el mismo. Nombres como Luis Barragán, Carlos Lazo, Juan O’Gorman, Enrique Yáñez, Pedro Ramírez Vázquez, Enrique Bracamontes, entre muchos otros quedaron ligados al nacimiento de la moderna y hermosa ciudad Universitaria. En el proyecto participaron con sus murales Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

En el año de 1983 la UNAM declaró una superficie de 124.5 hectáreas como reserva ecológica, con el fin de proteger lo que del ecosistema del Pedregal de San Ángel aún existía. Actualmente la superficie protegida suma 237.3 hectáreas, lo que representa un 33% de la superficie de Ciudad Universitaria.

Los Jardines del Pedregal, desde su fundación se convirtió en una zona de gran plusvalía y fue detonador de desarrollo económico; a su alrededor se encuentran una gran cantidad de centros comerciales y de grandes edificios de oficina. Sin duda, el Pedregal es una zona emblemática de la ciudad, la cual es indispensable proteger ante un descontrolado desarrollo inmobiliario que pone en riesgo tanto el patrimonio ecológico como el patrimonio artístico y cultural que representan algunas de las construcciones que aún se conservan en él.

http://museosvirtuales.azc.uam.mx/SMV.html

http://arquepoetica.azc.uam.mx/

http://ciberculturacyad.azc.uam.mx/

http://sinapsis.emuseo.org/

http://museum.emuseo.org/

logouam EAPyVP-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s