Belleza

Belleza
del griego, kállos, kalli, belleza, kalón, bondad.
del latín venustas, belleza.

Belleza es la expresión de aptitudes
Matila Ghyka

 

La belleza es el concepto que versa en torno de la cualidad presente en algo, objeto, persona o lugar que produce el placer intenso que estremece mentes y almas, percepción que proviene de manifestaciones sensoriales. Lo podríamos definir como el excepcional esplendor manifiesto en las ideas y las formas a través de la materia.

Ésta belleza se genera en la mente de quien laaprecia, se confiere al conjunto de valores, referentes y expectativas.
La belleza es un constructo significativo, es un objeto mental, la belleza es una de las cualidades de seres, objetos, ámbitos, ideas, es un complejo de experiencia perceptualesmultisensoriales que proporcionan placeres, emociones y sentimientos.
La experiencia subjetiva de belleza a menudo implica la interpretación de alguna entidad o hecho en equilibrio y armonía con la naturaleza. Esto conduce a los poderosos sentimientos de atracción y bienestar emocional.
En su sentido más profundo, belleza puede crear experiencias sobresalientes de reflexión positiva sobre el significado de la existencia de alguien o de algo.

 

BELLEZAN

La belleza es un objeto del conocimiento, es algo que revela un significado íntimo (inmanente) o social, es algo ejemplar que brinda enseñanzas que pueden ser religiosas, morales, pragmáticas, científicas, estéticas… y estas frecuentemente se enfocan en la trascendencia y la virtud de la belleza y ubican a la belleza natural y cultural como manifestaciones de espiritualidad, de verdad, de perfección….
Los pensadores de la Grecia clásica en su edad de oro recopilaron cuantiosos estudios y reflexiones realizadas por culturas anteriores, lo cual propicio la profunda perspectiva que hubieron de la belleza.
La belleza constituía una cualidad que hacía que algo se mostrase relevante, grato, edificante. A esta cualidad le nombraron armoníaeuritmiapathosfilokalia.
En la remota antigüedad faraónica aparecieron los primeros cánones de belleza que indicaban cuáles tenían que ser las proporciones idóneas para que los corpus de objetos, representaciones y edificaciones se mostraran dignas, magnas, bellas.
Esta percepción de la belleza se continuo manteniendo en las culturas griegas y romanas, a sí como en las de la Edad Media europea. Como consecuencia del auge del cristianismo de esa época, la belleza dependía de la intervención de Dios. De modo que, si se consideraba bello algo, es porque había sido una creación de la inteligencia divina y de esta se aprendía, la belleza era primordialmente enseñanza, a este fenómeno a esta forma ejemplar de preservación y difusión del conocimiento se le denomino virtud Didascálica.
En la cosmovisión del alto medievo europeo la belleza material era externa, corpórea, sensible, se pensaba que esta cualidad se marchitaba con el tiempo. La belleza espiritual no se corrompía con el tiempo, sino que permanecía en el interior nuestro y con el paso del tiempo se iba acrecentando: la sapiencia, la bondad, el amor, la misericordia, la simpatía, el conocimiento…
En el devenir de los tiempos, el concepto belleza, transcurrió por diversas versiones, al conjuntarse con otras cosmovisiones como es el caso del Renacimiento. barios autores estamos de acuerdo en que el concepto de belleza volvió a ser el de la antigüedad grecolatina, porque se reconocieron y adaptaron los valores de aquella luminosa época y que había omitido la incipiente Europa de la Edad Media. Uno de estos valores fue la concepción más naturalista más vital (mimética) de la belleza, que sirvió de inspiración a los imaginadores (artistas) de la paradigmática Florencia.
Muchos autores consideran que la belleza es lo que resulta agradable a los sentidos y a la inteligencia que por consiguiente causa placer, pero no todo lo que nos causa placer tiene por qué ser bello.
El contraste de la belleza es la fealdad, la antitesis de la belleza es el caos, lo grotesco que promueve el descontento, provoca la incertidumbre y engendra el desanimo, la negatividad del momento, la obscuridad de los objetos, la decadencia de las instituciones, la mediocridad social y la inhabitabilidad de las ciudades.
El compositor y crítico Robert Schumann se distinguió entre dos clases de belleza, la natural y la poética. El primero se encuentra en la contemplación de naturaleza, mientras que el último se descubre en la intervención consciente, creativa del ser en la naturaleza.
Schumann indicó que en la música ambas clases de belleza aparecen, pero la belleza natural es el placer simplemente sensual. La belleza poética es una experiencia intelectiva que se inicia en los sentidos, en la interpretación del perceptor, en la decodificación de los datos sensoriales, y en la comparación con sus referentes. Una idea común sugiere que la belleza exista en el aspecto de las cosas y de la gente que es saludable. Una buena manzana será más hermosa mas apetitosa que una magullada. También, la mayoría de la gente juzga como mas atractivos a los seres humanos físicamente aptos y eficientes, apreciando a los que se cree que poseen rasgos positivos, características súi géneris y cualidades superiores.
No solamente lo útil, adecuado, seguro posee belleza, hay muchos ejemplos significativos contrarios. Un inhóspito y escultórico glaciar, o las sensuales dunas del infértil desierto. Muchas personas encuentran la belleza en la naturaleza salvaje, hostil; aunque esto pueda ser amenazante, o al menos sin relaciones a cualquier sentido de benevolencia, de confort… Otro tipo de contraejemplo son las obras de arte cómicas, sarcásticas, o grotescas, que pueden tener otros atributos, pero son raras veces sublimes. Además, una bestia puede ser hermosa, pero no benéfica, una tormenta eléctrica es emocionante, catártica pero también peligrosa, las monumentales llamas de un incendio son embriagantes pero destructivas, el aprecio a la belleza depende del conocimiento, del estado anímico, la identificación y el contexto .
La teoría más temprana de belleza puede ser encontrada con las reflexiones de los filósofos griegos a partir del período presocrático, como Pitágoras. La escuela Pitagórica vio una fuerte conexión entre las matemáticas y la belleza. En particular, notaron que los objetos que poseen equilibrio son más llamativos. La arquitectura griega clásica está basada en esta vista de exactitud proporción. La investigación moderna también sugiere que las personas cuyos rasgos faciales son equilibrados y armónicos son más atractivas que aquellas cuyas rasgos no los son.
La belleza, en toda la historia, generalmente era asociada con el bien. De la misma manera, el contrario de belleza generalmente, como se considera, es la fealdad, la torpeza y a menudo se asocia con lo enfermo, con lo miserable. De la misma manera, la belleza según Johann Wolfgang von Goethe, de sus 1809 Afinidades Electivas, está “un invitado siempre es bienvenido”. Goethe declaró que la “belleza humana” actúa con mucha mayor fuerza sobre sentidos interiores que sobre los externos, de modo que lo que él contempla está exento del mal y le procuran la armonía con él y con el mundo.”
Lo sublime es una categoría filocalica, derivada principalmente de la obra Περὶ ὕψους (“Sobre lo sublime”) del poco difundido escritor griego Longino, y que consiste fundamentalmente en una belleza extrema, capaz de arrebatar a los espectadores a un éxtasis más allá de sus referentes y de su racionalidad e incluso de provocarles emociones orgásmicas.
Según el concepto original de Longino, que sería recuperado por filósofos y críticos de arte posteriores, lo sublime se caracteriza por una belleza extrema, que produce en el que la percibe una pérdida de la racionalidad, una identificación total con el proceso creativo, imaginativo del demiurgo, del artista y un gran placer estético. En ciertos casos, lo sublime puede ser tan puramente bello que produce el fulgor de la revelación mística amén del clímax hedónico.
Según Longino, hay ocho caminos distintos para alcanzar lo sublime: convocar las cumbres del pensamiento, propiciar emociones fuertes, evocar ciertas imágenes de los magnos eventos de la naturaleza, generar nobles dicciones, narrar con inteligente dignidad, audacia compositiva, imaginación propositiva e inteligencia visionaria.

 

Roberto Real de León, Julia Vargas Rubio, Marco Antonio Flores Enríquez



http://antoncastro.blogia.com/2005/070201–historia-de-la-belleza-de-umberto-eco.php

http://www.ojosdepapel.com/Index.aspx?article=2224

http://www.math.nus.edu.sg/aslaksen/teaching/math-art-arch.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Número_áureo

http://www.unitone.org/naturesword/sacred_geometry/unity/in_geometry/

http://vereda.saber.ula.ve/historia_arte/gris_liquido/grisliquido6/reflexvi/index.htm

http://www.divulgamat.net/weborriak/TestuakOnLine/03-04/PG03-04-jiextremiana.pdf

http://rt000z8y.eresmas.net/El numero de oro.htm

http://nacho.myweb.io/index.html

http://madiamadia.blogspot.com/2007/02/el-numero-y-la-divina-proporcion.html

 

creditos2_over_01                                                          Captura

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s